Saltar a contenido principal

Revista Haroldo

Diálogo con el pasado y el presente

20/06/2021

Día Mundial del Refugiado

Frontera Norte

Hoy, 20 de junio, es el Día Mundial del Refugiado, designado por las Naciones Unidas para reflexionar acerca de las personas refugiadas y desplazadas de todo el mundo. Se celebró por primera vez a nivel mundial el 20 de junio de 2001, en conmemoración del 50 aniversario de la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951. Para conmemorar la fecha elegimos el texto de Amarela Varela (México) leído en el marco del proyecto reunión del artista visual y poeta Dani Zelko.

Reunión de Dani Zelko

Caminando por ciudades, pueblos, pasos fronterizos y comunidades rurales de México, Estados Unidos y Canadá, me encontré con personas que tuvieron que escaparse de sus países del Sur Global y buscan una nueva vida en Norteamérica. Los invité a escribir unos poemas. Me hablaron y escribí a mano todo lo que dijeron. Cada vez que inhalaron, pasé a la línea que sigue. Ningún encuentro se grabó. Imprimimos sus libros en el momento. Cuando la circunstancia lo permitió, realizamos una presentación: cada persona leyó sus poemas en voz alta en una ronda de nueve sillas y le regaló sus libros a quienes se acercaron a escuchar. Al principio, en un encuentro, la palabra hablada se transforma en palabra escrita. Al final, la palabra escrita hace posible un encuentro que se vuelve palabra oral. Los poemas contentos: están entre dos personas y no entre dos hojas.

Reunión Frontera Norte. Acción de Dani Zelko en México, Estados Unidos y Canadá, Septiembre de 2017 a Octubre de 2018.

Amarela Varela (México) (*)

El trece de octubre cientos de familias hondureñas se coordinaron a través de Facebook y WhatsApp y salieron caminando rumbo a Estados Unidos con sus hijos en brazos, una mochila, agua, no mucho más. Durante el último mes diecisiete mil personas la mitad de ellas mujeres y niños caminan en tres diferentes caravanas por México. Este éxodo centroamericano es una acción colectiva sin precedentes en el mundo de la movilidad humana caminar en masa es una nueva modalidad de transmigración es un ejercicio de autodefensa colectiva contra la industria del terror contra la trata, el tráfico de personas, los secuestros y las extorsiones. Hasta ahora, las hondureñas y hondureños que intentaban atravesar México venían dispersos por rutas clandestinizadas por las políticas migratorias mexicanas que han neoliberalizado la violencia contra las personas migrantes, desplazadas, refugiadas. Hoy estos migrantes caminan juntos lograron desafiar con sus cuerpos y nada más que con sus cuerpos las fronteras diseñadas por Washington para la región los operativos militares estatales desplegados en su contra y la virtual industria de la migración compuesta sobre todo por redes criminales de trata y tráfico de personas. Estos migrantes están constituyéndose como actores políticos que le están descomponiendo la agenda migratoria a los gobiernos a la industria de la migración a quienes estudiamos la movilidad humana y a las redes de hospitalidad, radicales y no tan radicales. Lo nuevo no es la presencia de miles de desplazados lo nuevo es la forma en la que hoy se mueven: en masa juntos, estas caravanas son una novedosa forma de lucha migrante un nuevo tipo de movimiento social sin consignas manifiestamente ideológicas sin formas de organización manifiestamente antagónicas al capitalismo, apenas unas miles de personas que se organizan para caminar juntas haciendo de la migración una estrategia política para preservar sus vidas. Esta forma de caminar está consiguiendo cambiar la gramática migratoria en México. No es una caravana de migrantes, es un éxodo de desplazados, y sobre todo es un nuevo movimiento social que camina por una vida vivible. Pero el último domingo de noviembre en Tijuana algo cambió los migrantes fueron directamente al muro a intentar pasar y fueron gaseados. Amarela 201. Creo que esto hizo que la caravana pierda la escasa empatía de gran parte de la sociedad mexicana, que parece ser tanto o más xenófoba que la norteamericana. Pero, ¿cómo encontrar una figura de por qué lo del domingo es potente? Cuando pasaron por la Ciudad de México un compañero hondureño me dijo, “Yo no me estaba muriendo de hambre, no me estaban persiguiendo las maras, me estaba asfixiando políticamente la dictadura”. Hablamos durante horas y yo le agarré confianza y le dije, “Oiga, ¿para qué van a Tijuana? los van a acribillar”. Él tenía como cincuenta años. Y me dijo, “Cuando yo nací existía el Muro de Berlín yo vi cómo lo derribaron, vamos a ir a la frontera a derribar el muro de Trump y a demandarle que admita que instauraron una dictadura en nuestro pueblo”. Algunos dicen que asaltar el muro no era un plan otros dicen que un policía infiltrado soltó la idea otros dicen que la gente decía, “Vamos a romper la valla como hicimos en Tapachula somos muchos”. Yo creo que en este momento hay tres grandes lecturas y que ninguna puede entender por qué esta gente desafía a Trump y por qué encima creen que van a lograr su objetivo. Hay una primera, la realpolitik que es incapaz de pensar a los migrantes como un sujeto político emancipado. Luego hay una intermedia que es la iglesia de los pobres que son los que quizás miran con más dignidad a los migrantes porque su mirada está entrenada para reconocerse en los pobres pero que tampoco reconocen el potencial emancipador de los migrantes porque tienen ese músculo de la solidaridad que siempre dice, “Pobre el pobre”. Y la tercera, la mirada Leninista que tanto me duele ahora que mira las rebeliones en clave de totalidades que tienen que ganar o perder. Yo creo que urge que miremos este holocausto del siglo XXI. Quizás la caravana sea la versión colonial del levantamiento del Ghetto de Varsovia los aplastaron pero fue una rebelión muy importante. Voy a llorar. Desde el zapatismo que no sentía que algo tan crítico estaba pasando. Gracias al Ghetto de Varsovia sabemos que los judíos no se entregaron que pelearon por la vida tejiendo comunidad en medio del exterminio. La caravana migrante es eso un levantamiento, una rebelión. Yo creo que las tres miradas que te acabo de decir no logran poner a operar un discurso global para leer esta rebelión. Creo que la única mirada global que puede hacerlo es el feminismo. ¡Sí! A ver, ¿cómo leemos en clave feminista el caminar en masa de la caravana? ¿cómo leemos la decisión de fugarse de esas mujeres con sus hijos en los brazos? ¿cómo leemos la elección de hacer trabajo sexual para seguir avanzando hacia el norte? ¿cómo leemos como feministas los motivos del éxodo, los tránsitos, los atorones las trampas para pasarte por la rendijita que deja el muro las formas en que las mujeres se acomodan cuando llegan? ¿cómo leemos la subsistencia de una mujer hondureña que pide refugio 202 Amarela y que después de estar presa por meses sale a California y le ponen un brazalete y la sueltan en la comunidad y la comunidad la interpreta como un dron vigilado y vigilante que representa el riesgo de que los descubran y los deporten? ¡Es hora de que le apliquemos la mirada feminista a la movilidad de quienes para vivir se desplazan, migran, se fugan! ¡construyámosla ahora mismo! ¿Cómo mirar la migración como feministas? ¿cómo interpretar desde los feminismos más radicales la voluntad de vida de los migrantes? ¿qué metáforas podemos inventar? ¿cómo le podemos llamar a lo que pasó el domingo en la frontera más cruzada del mundo? ¡Los migrantes fueron al muro e intentaron derribarlo tirando piedras! Querían ser vistos querían que los vieran los tijuanenses, que los viera Trump, que los viera Joh. ¿Cómo introducimos una mirada feminista al ejercicio político de una madre que va con sus hijas de tres y cinco años al muro más militarizado del mundo e intenta derribarlo? ¿cómo le decimos? ya no quiero decir movimiento social. ¿Cómo resemantizar las palabras que tienen un código lingüístico compartido? Las luchas migrantes están engordando el concepto liberal de ciudadanía estamos transformando el concepto liberal de ciudadanía, ¡esta caravana es un levantamiento! una rebelión de las víctimas del Plan Frontera Sur que juntan el malestar social acumulado por años, estas personas representadas tan miserablemente por el neoliberalismo se están convirtiendo en sujetos enrabiados los que sobran están encabronados, pero es tanta la violencia que se cierne sobre el Nosotros hemos sido tan basureados que no podemos reconocer en otros la dignidad que se nos niega. Estamos tan ocupados reconociendo nuestra propia dignidad que no le creemos a nadie que esté al lado. Por eso estas rebeliones son acéfalas, caóticas y sin un discurso político manifiesto. La manifestación es el acto, el acto que están haciendo los y las migrantes hoy acaba con una era inventa un nuevo momento histórico y político. Ellos se llamaron a sí mismos Caminata por la vida pero luego de la cantidad de gente atrapada en Tijuana ya dicen que se transformó en una crisis humanitaria. Yo creo que eso de crisis humanitaria es un concepto para gente que cree en el derecho humanismo pero el derecho humanismo, justamente ha sido instrumentalizado por el poder para violar los derechos humanos. Esto no es nada más una crisis humanitaria, basta con eso esto no es nada más un éxodo que denuncia una dictadura esto es una rebelión. ¡Ay! ¿cómo le llamamos a este campo de refugiado móvil que se autoconstruyó caminando por la frontera más ancha del mundo que es México y que ahora se aposta en la ciudad más peligrosa del país? ¿cómo le llamamos? ¿cómo era eso que dijiste? que al hacer uso de la violencia física el domingo en el muro Amarela 203 estas personas están revelando que el poder está delimitando con mucha eficacia el umbral de lo que es violento y de lo que no es violento de lo que percibimos como violento y lo que no, y por otro lado también puede verse como un ejercicio de traducción material de la violencia en el que aprender a transformar la violencia colonialista y patriarcal de siglos en una violencia que moldee nuevas formas de vida. Es como lo que dice Frantz Fanon, es necesaria y legítima la violencia por parte del colonizado. Lo nuevo en la historia de la humanidad no son las migraciones. Las migraciones siempre nos constituyeron como especie. Lo nuevo es este régimen global de fronteras lo nuevo son las fronteras lo nuevo es esta fantasía neoliberal de intentar gobernar la movilidad humana de intentar controlar el movimiento de las personas. Las consecuencias de este gobierno global de fronteras se traducen en millones de muertes y desapariciones es realmente un genocidio el desierto que comparten México y Estados Unidos es una gran fosa común el Mar Mediterráneo es una gran fosa común, el gobierno global está asesinando a millones de personas por llevar a cabo una de las características fundamentales del ser humano: moverse a donde haya agua, sombra, calor, comida moverse a donde haya un lugar donde vivir. El poder está siendo eficiente en su objetivo es cierto pero creo que en las historias que tú recogiste podemos reconocer la ingobernabilidad que constituye a la migración hoy. La pulsión de muerte del capital está constantemente desafiada por los migrantes que se mueven para conseguir otra vida. No sabemos si una vida mejor, pero una otra vida como dice Maritza, “Yo no quiero una vida mejor yo quiero una vida nueva”. Es importante apostar por mirar lo emancipatorio que tiene la migración, Maritza quiere una vida nueva y para conseguir eso desafía una gran suma de fronteras que no solo son militares que son sociales, culturales, políticas, económicas que son fronteras internas con otros iguales que la ven como chueca y desviada. Creo que la parte más potente de la migración es que decides la historia que quieres narrar de ti mismo es que implica una ruptura en la genealogía de las violencias es que implica la ruptura de esos relatos que nos agotan y nos asfixian. Esa es la potencia vital de la migración la migración inaugura otra genealogía. Yo puedo empezar a contar la historia de mi vida desde la historia que mi abuela me contaba de sí misma. Ella fue una indígena migrante náhuatl y a los ocho años se fugó de la violencia patriarcal. Ahí empieza su historia y ahí empieza la mía 204 Amarela en esa huida en el momento en que mi abuela decidió construir el relato de su propia vida a partir de esa fuga de esa migración. Una vez estaba en un parque nacional en Costa Rica caminando con un guía, él no sabía que yo me dedicaba a estudiar la migración y en un momento me dice, “¿Ves esos tres árboles que están juntos? tienen miles de años pero hace miles de años estaban lejos de aquí porque estos árboles caminan unos milímetros cada año para acercarse a donde haya más ríos”. Te estoy hablando de árboles inmensos. Me quede impresionada. ¿Cómo no va a ser una fantasía necropolítica del capital gobernar la migración si hasta los árboles se mueven buscando vida? Migrar es preservar la vida la feroz perseverancia de quien migra es pura voluntad de vida.

Reunión Terremoto. Acción de Dani Zelko en Ciudad de México, 24 de Septiembre al 8 de Octubre de 2017.

(*) Publicado en el libro Frontera Norte

Link a la Web: https://reunionreunion.com/

Compartir

Te puede interesar

"A pesar de todo amo la vida"

Por Matías Cerezo y Valeria Moris

“¿Dónde está Tehuel?”

“¿Dónde está Tehuel?”

Por Marcelo Mangini y Mariano Rapetti

45 años de la Noche del Apagón

45 años de la Noche del Apagón

Por Bárbara Komarovsky - Romina Casas

Fotos Ariel Avellan

  • Temas