Saltar a contenido principal

Revista Haroldo

Diálogo con el pasado y el presente

14 de agosto de 2020

El poder de la economía popular y solidaria

El trabajo asociado permitió consolidar la idea y poner en acción una campaña de comunicación para visibilizar, colocar en agenda y fortalecer los procesos de producción y comercialización de organizaciones de la economía popular y solidaria.

Fotos: Gentileza Huvaiti Comunicación y Colectivo Audiovisual Vaca Bonsai

La pandemia modificó muchos escenarios y modos de actuación. En el terreno de la economía popular y solidaria se promovieron acciones diferentes y se habilitaron nuevas repuestas. La nueva realidad también afectó a muchos y potenció a otros tantos actores. Un estudio de la Subsecretaria de Economía Popular del gobierno de la Provincia de Buenos Aires demostró que las comercializadoras de productos de la economía social, que funcionan en la tan perjudicada zona del AMBA, aumentaron sus ventas en casi el 60% promedio.

Decenas de cooperativas y emprendimientos textiles se reconvirtieron para la producción de material sanitario. Redoblando esfuerzos muchas cooperativas productoras de alimentos aumentaron la producción. El Ministerio de Desarrollo Social de la Nación hizo su aporte a través diferentes acciones, entre ellas la compra de hortalizas a las organizaciones de la agricultura familiar.

También los municipios del gran Buenos Aires tomaron iniciativas que cambiaron el escenario. A modo de ejemplo: en San Martín el 38% de las compras del Estado se hizo a proveedores de la economía social. Pero también crecieron las cooperativas, sobre todo aquellas constituidas por trabajadores que se vieron afectados en su actividad cotidiana como los gastronómicos y de otras actividades no declaradas esenciales. Movimientos y organizaciones sociales y el Estado nacional brindaron asistencia alimentaria y sanitaria en los barrios populares y a los más afectados por la crisis generada por el Covid-19.

Este ha sido el contexto que permitió el surgimiento en las redes sociales de la iniciativa denominada “El poder de la economía popular y solidaria”. Consiste en una campaña de comunicación destinada a fortalecer los procesos de producción y comercialización de organizaciones de la economía popular y solidaria. Es una acción desarrollada por la Cooperativa de Comunicación Huvaití, en articulación con la productora audiovisual Vaca Bonsai y el apoyo de la Fundación CREAS.

“El poder de la economía popular y solidaria” - Revista Haroldo | 1
Foto: Gentileza Huvaiti Comunicación y Colectivo Audiovisual Vaca Bonsai

Se trata de una serie de diez videos sobre diferentes experiencias de autogestión, que busca potenciar la imagen de las organizaciones y pretende incidir en las audiencias vinculadas a la economía solidaria.

La serie, que se encuentra disponible en el canal de youtube de Huvaití, en facebook, instagram, telegram y en las redes de cada una de las organizaciones, también se propone aportar al conocimiento y vinculación entre productores, distribuidores y consumidores de bienes y servicios de la economía popular y solidaria.

En el proyecto se relatan las experiencias de la Unión de Trabajadores de la Tierra, Tiempo Argentino, Colectivo Solidario, Puente del Sur, Caracoles y Hormigas, Séptimo Varón, Central Cooperativa, Misión MeCoPo, Alimentos Cooperativos y el programa de radio Mundo Hormiga de la Cooperativa Huvaití.

El propósito de Huavití es trabajar sobre los discursos y sentidos para dialogar, generar espacios y medios de comunicar de manera colectiva y efectiva. Es una cooperativa que tiene como objetivo generar espacios de trabajo, formación, generación de vínculos, gestación de herramientas de comunicación y procesos asociativos entre las organizaciones y organismos de la economía popular y solidaria, la comunicación y la cultura comunitaria. Produce información en su sitio web y en el programa de radio “Mundo Hormiga”, que se comparte en más de 30 radios de todo el país y en la programación del Foro Argentino de Radios Comunitarias (FARCO).

“El poder de la economía popular y solidaria” - Revista Haroldo | 2
Foto: Gentileza Huvaiti Comunicación y Colectivo Audiovisual Vaca Bonsai

La iniciativa que lleva por título “El poder de la economía popular y solidaria” arrancó en los últimos meses del año pasado. Huvaití trabajó en el diseño y producción de una propuesta para generar desde lo visual un relato del trabajo de las organizaciones. Así se fueron armando las piezas y comenzaron los encuentros, intercambios de miradas y registros junto a la productora Vaca Bonsai en los espacios de trabajo de la Unión de Trabajadores de la Tierra, Tiempo Argentino, Colectivo Solidario, Puente del Sur, Caracoles y Hormigas, Séptimo Varón, Central Cooperativa, Misión MeCoPo y Alimentos Cooperativos.

Fueron meses de intenso trabajo e intercambio entre las organizaciones hasta llegar al producto final de la serie. Huavití trabajó junto a las organizaciones sobre las necesidades comunicacionales, para generar un producto audiovisual útil y que aborde a la vez una dimensión estética frente al estereotipo o el estigma que cae sobre las organizaciones de la economía popular.

Desde Vacabonsai afirman que “la economía social y popular es una forma de establecer modos de consumo mucho más sanos, estableciendo redes de confianza y tolerancia. Como colectivo audiovisual autogestionado nos sentimos parte de estas redes y por eso es fundamental participar en este proyecto. Estas son redes de vinculación, comprensión y cuidado, y estamos convencidos que estas prácticas son las formas de construir una sociedad más justa, más sana y más feliz”.

Con la premisa del trabajo colectivo y participativo, se realizaron los rodajes que intentan mostrar diferentes recorridos sobre el trabajo de cada experiencia. Luego se realizó un proceso de edición y validación de las piezas audiovisuales con cada una de las organizaciones.

“Entendemos que visibilizar e interpelar a una mayor parte de la ciudadanía desde la Economía Social Popular y Solidaria es esencial para poder dialogar con más personas. En líneas generales, tenemos una potencia enorme para comunicar. Queremos hablar de las relaciones de trabajo, de la solidaridad y de la sostenibilidad de las formas de producir, entre otras cuestiones. Sin embargo, desde los sectores concentrados de la economía se emiten mensajes como si ellos fueran portadores de estas características, cuando en realidad sus modelos productivos son la antítesis. La campaña de la que tomamos parte muestra quiénes somos y cómo todos los días apostamos por otros modos de trabajar y relacionarnos con las personas y el ambiente. Creemos que hace un gran aporte” aseguran desde Colectivo Solidario.

“El poder de la economía popular y solidaria” - Revista Haroldo | 3
Fotos: Gentileza Huvaiti Comunicación y Colectivo Audiovisual Vaca Bonsai

La diversidad de las experiencias de la economía popular y solidaria hace que la riqueza de las imágenes pueda multiplicarse en diferentes lugares de país. Para las organizaciones que forman Alimentos Cooperativos “es muy importante la campaña, sobre todo por la calidad de los materiales, que es muy difícil de financiar desde las organizaciones. Con FOPAL y Cauqueva ya estamos pensando cómo hacer un material similar en otros puntos del país”.

La comunicación de la campaña también se realizó de manera colectiva: todas las organizaciones fueron subiendo a sus redes y demás herramientas comunicacionales cada una de las piezas de manera acordada previamente.

“La comercialización de productos en la economía popular se construye en articulación con varios actores. El trabajo de comunicación es esencial para visibilizar las experiencias. Los videos realizados por el equipo de Huvaiti, reflejan el trabajo autogestivo, cooperativo y solidario”, aseguran desde Misión Me.Co.Po del Frente Popular Darío Santillán.

Desde Caracoles y Hormigas hacen hincapié en la importancia de “mostrar y visibilizar el trabajo cotidiano". Y consideran fundamental “articular desde y con organizaciones de la comunicación que tengan una perspectiva de la economía social para producir materiales de calidad que se puedan compartir con productores, consumidores, con otras organizaciones y experiencias”.

Cabe aclarar que los registros fueron tomados entre los meses de diciembre de 2019 y marzo de 2020, antes que se declare el aislamiento preventivo social y obligatorio.

“El poder de la economía popular y solidaria” - Revista Haroldo | 4

Compartir