Saltar a contenido principal

Revista Haroldo

Diálogo con el pasado y el presente

07 de marzo de 2018

"Que la paz no nos cueste la vida"

Coordinadora de la Red colombiana de Periodistas con Visión de Género, la autora de esta columna explica las razones del Paro Internacional de Mujeres, que busca no sólo llamar la atención sobre una serie de violaciones a los derechos de las mujeres en un país que intenta salir de una guerra de 60 años sino también echar luz sobre las desigualdades por razones de sexo y género.

Información de imagen

El trabajo colectivo y las alianzas entre organizaciones, plataformas y colectivos son los ingredientes que resaltan en la preparación del paro internacional de mujeres para este 8 de marzo.

El entusiasmo ha sido notorio en el sur del país y en ciudades como Ibagué, Cali y en Popayán y en este último bajo reivindicaciones como “Mayores garantía para las víctimas de la violencia, vida para los defensores de Derechos Humanos, que la paz no nos cueste la vida, las tareas del hogar también son trabajo, que no siga la brecha salarial y la desigualdad de oportunidades”.

Estas propuestas muestran a una Colombia aún inmersa en un conflicto armado pese a unos recientes acuerdos con la guerrilla Farc. Continúan los asesinatos a defensores y defensoras de Derechos Humanos, sobre todo en los territorios en los que se trabaja por el derecho a la tierra.

Las pintadas de paredes en Popayán, las actividades culturales en Cali en zona urbana y rural, la marcha de antorchas, la concentración en el Parque los Hippies en Bogotá, los pronunciamientos de la Cumbre Nacional de Mujeres por la Paz son formas de llamar la atención sobre una serie de violaciones a los derechos en un país que intenta salir de una guerra de 60 años y las desigualdades por razones de sexo y género, por el deseo de “construir otra vida y otras formas más equitativas de relacionarnos”

La Central Unitaria de Trabajadores (CUT), organizaciones no Gubernamentales, sindicatos y plataformas de mujeres, en su comunicado destacaron las 33 horas semanales que las mujeres dedican a las tareas domésticas en relación a las 7 que dedican los hombres.

Así mismo enfatizaron en las violencias contra las mujeres y niñas que según el informe Forensis de 2016 de Medicina Legal cada 33 minutos una niña es abusada sexualmente;  y cada 30 horas una mujer es asesinada.

Proponen 12 puntos que recogen las exigencias sobre igualdad en derechos y oportunidades, incluida la despenalización del aborto, parar la hipersexualización a las niñas, visibilización de mujeres jóvenes, afro, indígenas, lesbianas, en situación de prostitución, trabajadoreas sexuales y mujeres en situación de discapacidad.

Los paros en Colombia dependiendo de quién convoque, paralizan las carreteras, los aeropuertos, las calles, diferentes sectores de la economía y son noticia. ¿Tendrán las mujeres colombianas esta capacidad para el 8 de marzo?

“Nosotras paramos”, se convoca cuando se está a tres días de elecciones parlamentarias, cuando el gobierno no presta atención. ¿Qué es parar un día?  Se avanza en la toma de conciencia y en la búsqueda para que llegue el momento en que la sociedad y el Estado conozcan las consecuencias la fuerza y el papel de las mujeres en la vida nacional.

*Fabiola Calvo Ocampo es periodista y escritora. Coordina la Red Colombiana de Periodistas con Visión de Género

Compartir